Homenaje a Jaime Castillo Velasco


Jaime Castillo era un hombre de paz. Pero su fuerza tranquila no se podría confundir con pasividad. Su amor a la sabiduría nada tenía que ver con erudición individualista. A pesar de que afirmaba no tener fe ni práctica religiosa, al revés de tantos que hacen ostentación formal de su fe, era profundamente cristiano en su manera de pensar y actuar, en su vida práctica y en sus relaciones humanas.
13_Discur_JCastillo_SFernandez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *